El Gobierno recalca que no tiene ninguna «responsabilidad internacional» sobre la administración del Sáhara