Las comunidades autónomas aportan más de 2,4 millones a los campamentos saharauis de Tinduf y a refugiados palestinos