Revelan la conexión de la contaminación del aire con la mortalidad infantil