[ad_1]

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) –

Las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia, Valencia, Canarias, Extremadura Baleares, Madrid y Castilla y León, junto a Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) han decidido sumar recursos para reforzar la ayuda en varias crisis humanitarias agravadas por el impacto del Covid-19.

Así, con fondos de las CCAA y de la AECID contribuirán de forma conjunta, a paliar las crisis humanitarias que sufren las personas venezolanas en situación de extrema vulnerabilidad, la población saharaui que vive refugiada en los campamentos de Tinduf (Argelia), y, al final del año, a las mujeres y niñas en Mali, así como a las personas afectadas por el conflicto en Borno (Nigeria).

Así lo acordaron todas las partes, reunidas en sesión virtual el pasado lunes. A dicho fondo, además de la aportación anual de la AECID de un millón de euros, cada comunidad autónoma se compromete a aportar, también anualmente, un mínimo de 50.000 euros, que La Rioja ha incrementado a 100.000 euros para este ejercicio.

De este modo, en 2020, el conjunto de actores aportará un total 1,6 millones de euros a través organismos internacionales. En conjunto, aportarán, por una parte, 500.000 euros al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para contribuir al llamamiento preliminar de respuesta operacional al COVID-19 en Venezuela en el sector salud.

Por otra parte, aportarán 500.000 euros al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas, para proporcionar a la población saharaui en los campamentos argelinos de Tinduf seguridad alimentaria y nutricional, además de apoyo para frenar la COVID-19.

En el marco de este convenio se prevé también el apoyo a otros dos proyectos, que deberá ser corroborado en una próxima reunión conjunta a final de año: protección y resilencia económica a las mujeres y niñas en las regiones de Mopti y Gao, implementado por ONU Mujeres en Mali, y mejora de la seguridad alimentaria y nutricional en los hogares más vulnerables y afectados por el conflicto en el estado de Borno, implementado por el PMA en Nigeria.

[ad_2]

Source link