[ad_1]

 

 

Ayer salió de la oficina postal de Tinduf, rumbo a la Casa Blanca, una carta firmada por más de doscientos niños saharauis en la que piden al nuevo presidente “que no haga como el anterior presidente” y declare que el Sáhara Occidental no es marroquí. Tras lamentar que sus padres y hermanos se hayan tenido que “ir a la guerra” por la represión en los Territorios Ocupados del Sáhara, los niños invitan al nuevo presidente a visitar los campamentos, en los que viven los saharauis desde hace 45 años, y a compartir con ellos los tres tés.

[ad_2]

Source link