[ad_1]

En la tarde del domingo 18 de abril, poníamos el broche final con la celebración de una conferencia online, a una serie de acciones que desde CEAS-Sahara se han llevado a cabo con motivo del Día Internacional de los presos políticos.

Dicha conferencia presentada por Ana Garrido, responsable del área de presos políticos saharauis  y moderada por  Diana Fernández, responsable del grupo de acciones y comunicación, contó con las ponencias de Mahafuda Bamba Lefkir, activista de DD.HH y miembro de la coordinadora de Gdeim  Izik;  Hassana Aalia, activista de DD.HH condenado por Marruecos por participar en el campamento de Gdeim Izik ;  Baih Jamaa, miembro de la oficina de CODESA y Javier Ruiz García, presidente del Observatorio de derechos humanos de Castilla La Mancha para el Sahara Occidental.

Mahafuda, nos relató en primera persona como un juez marroquí ordenó su arresto durante un juicio contra activistas saharauis, solo por el hecho de protestar por lo injusto de la condena. Un testimonio desgarrador en el que nos contó las vejaciones, agresiones, y las condiciones inhumanas que sufrió durante los seis meses que permaneció en la cárcel negra.

Por su parte Hassana Aalia, comenzaba su ponencia manifestando su apoyo a Sultana Jaya y su familia, que siguen resistiendo y manifestándose todos los días desde su casa a pesar del acoso al que están sometidas por la policía marroquí.

Como ha manifestado en  su intervención Javier Ruiz, nos decía Hassana,  toda la población saharaui que vive bajo la ocupación de Marruecos estará presa hasta conseguir la independencia. Marruecos viola todos los días los derechos más fundamentales de esta población. Hablamos de una ocupación militar, donde los malos tratos, las torturas, el ataque a nuestra cultura, el robo de nuestros recursos naturales, e incluso el ataque a nuestra identidad, a la juventud, a las mujeres y a los niños, son prácticas diarias.

Los juicios farsa, las detenciones ilegales, los secuestros, las desapariciones (actualmente aproximadamente 500), no son nada nuevo, como tampoco lo es la situación de los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, a los que se les detiene de forma arbitraria, violando todos los reglamentos jurídicos, no permitiéndoles ni tener abogados.

En la actualidad hay 40 presos políticos saharauis. La  mayoría de ellos se encuentran en un estado crítico, pero aún así, siguen llevando la lucha de nuestro pueblo desde sus celdas.

Hassana, finalizó su intervención pidiendo a CEAS y al movimiento solidario se sigan haciendo campañas y todo tipo de acciones para “dar voz a los que no la tienen como es el caso de los presos políticos saharauis”.

Baih Jamaa, como miembro de CODESA, manifestó que desde esta organización, seguirán atendiendo  cualquier iniciativa que se lleve a cabo a favor de la lucha del pueblo saharaui para conseguir la independencia y la libertad.

La discriminación, hostigamientos y todo tipo de malos tratos que sufren los presos saharauis por parte de los órganos de las fuerzas de ocupación,  se han agravado en los últimos meses. Aunque en este contexto, es difícil dar información de la situación debido a los cientos de kilómetros que separan a los presos de sus familias.

La mejor evidencia que tenemos en estos momentos, es la que sufre la familia del preso Mohamed Lamin, del grupo de Gdeim Izik, que ha realizado una huelga de hambre durante 69 días, tiempo en el que a la familia no le han permitido visitarlo. Sin embargo, las fuerzas de ocupación marroquíes, si han permitido que una delegación de representantes del Consejo de DD.HH de Marruecos lo visitara dentro de su celda, con el objetivo de cuestionar su estado de salud tras su huelga de hambre.

Todos los presos saharauis tienen prohibida la asistencia médica, y no pueden ni salir, ni comunicarse con el exterior.

Los juicios a los que se los somete son ilegales, ya que la cuestión del Sahara Occidental se encuentra sometida al derecho internacional. Esto sitúa a España en la responsabilidad histórica y política como potencia administradora del territorio.

Baih concluía su intervención: “La sociedad civil española debe seguir presionando al Gobierno español para que asuma su responsabilidades y su papel como parte en el conflicto”.

La ponencia de Javier Ruiz estuvo divida en dos partes. En la primera parte, nos contó cual son los motivos por los que los activistas de DD.HH saharauis tienen la consideración de presos políticos, y porqué es un concepto controvertido en el derecho penal. Nos habló además, del derecho de resistencia de los pueblos y del derecho de los pueblos (no de los estados) a la autodeterminación.

La segunda parte de su intervención, fue acerca de su experiencia como observador en juicios celebrados contra defensores saharauis de derechos humanos: donde se celebran los juicios, quienes y como acuden, la nula colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores, como se comporta la fuerza ocupante con los observadores y las familias de los presos, como son recibidos cuando se personan en el Tribunal, lo que acontece durante la celebración del juicio, la sentencia, y cual son los actos posteriores a la celebración del juicio.

Puedes ver la conferencia ONLINE aquí

 

[ad_2]

Source link