[ad_1]

Representantes de la diáspora saharaui y de la Asociación de amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla se han concentrado esta mañana ante la Subdelegación del Gobierno, pidiendo la libertad del periodista Mohamed Lamin Haddi, preso político encarcelado en la cárcel marroquí de Tiflet.

La concentración forma parte de la campaña internacional que lidera su madre Munina Haddi, ante la situación de emergencia de su hijo que lleva ya 66 días en huelga de hambre y actualmente está en paradero desconocido.

Entre los manifestantes se encontraban representantes de las siete organizaciones que ayer interpusieron una denuncia ante el gobierno español contra la venta de una fragata  a Marruecos, “una operación ilegal teniendo en cuenta el contexto actual de guerra en el Sáhara accidental y la escalada de represión a la población civil en las zonas ocupadas” según los firmantes. Estos colectivos han portado una pancarta donde se reclamaba poner fin a la venta de armas a Marruecos y se pedía un trabajo digno para el pueblo de Cádiz, donde se fabricará el buque de guerra y que respete los derechos humanos del pueblo saharaui.

La anunciada venta se enmarca dentro de la reanudación del conflicto armado entre Marruecos y el Frente Polisario y una escalada de la represión marroquí a la población civil saharaui en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, verificada por las organizaciones internacionales de derechos humanos, como recoge la denuncia y de la que se hizo eco los pasados días el Gobierno alemán.

[ad_2]

Source link