Dicen, y Picasso lo creyó, que fue una paloma la que llevó una rama de olivo a Noé, para anunciar las buenas noticias.
Ahora un niño español ha visto un Bubisher en Madrid. Escuchar su alborozo cuando se lo cuenta a su abuela genera tanto entusiasmo que dan ganas de salir a los parques a buscar uno. “Si veo otro, te aviso”, acaba diciendo.


Sí, mi niño, y no uno, sino muchos. Son los pájaros que anuncian las buenas noticias de la solidaridad y la paz. Los que entran a raudales en las aulas de muchos colegios que eligen los hechos y no solo las palabras.
Parafraseando a Limam Boisha, “Un bubisher, solamente un bubisher, separa los labios de Europa de la boca de África”.
Si ves otro, avísanos.



Source link