Ruth Franco y su hija, una pequeña entusiasta y muy activa, llamada Ainara, llevaron a la biblioteca de Bojador a “El monstruo que se comió la oscuridad” , un álbum ilustrado con el que trabajaron el tema del miedo y cómo vencerlo

El primer día, apoyándose en proyección de imágenes y con la ayuda de los bibliotecarios en la traducción, realizaron una sesión de cuentacuentos que culminó con la creación libre de cada niño de un monstruo y con un coloquio centrado en lo que ,para cada uno de ellos, significa la oscuridad.

El segundo día crearon, utilizando diferentes materiales, unos bonitos “Atrapasueños” con los que ahuyentar las pesadillas nocturnas.

Fueron dos día muy intensos en los que Ruth y Ainara volvieron a entusiasmar a los niños y niñas de Bojador





Source link