Y se dirigen al mundo de la cultura y a quienes con sus acciones están apoyando el derecho a la autodeterminación de su pueblo, para que el silencio no levante muros de olvido, para que cada mensaje de solidaridad se multiplique a través de las redes sociales, para que los medios de comunicación se hagan eco de la continua violación de los derechos humanos en el Sahara ocupado y para que niños y jóvenes puedan avanzar hacia el futuro en su legítima tierra.

FiSahara inició una campaña en la que actores, músicos, escritores, directores de cine… hacen suyo un mismo mensaje: «Paremos la guerra, queremos un Sahara libre»

Y esta es la respuesta de los niños saharauis a ese mensaje:



Source link