La noche del cinco de enero es especial, muy especial. Los niños y niñas españoles se acuestan con la ilusión de encontrar a la mañana siguiente un montón de regalos. Los adultos esperan que los números de sus décimos de lotería salgán en el orden preciso. La ilusión está servida. Pero, ¿qué esperan los niños, niñas y adultos saharauis?

Este es su décimo. Ojalá, las suerte les acompañe



Source link