Cierra los ojos e imagina que estás dentro de un bosque. Silencio roto por el canto de los pájaros, el murmullo del agua, el silbido del viento. Cientos de seres vivos disfrutan de su libertad. El tiempo no tiene reloj, todo transcurre en armonía con los ciclos vitales. La luz se filtra entre las ramas de los árboles y también la lluvia. Serenidad…

Así es como los bibliotecarios Bubisher hacen que los niños se ajusten las alas de la imaginación. Así es como hoy os invitamos a pasear por el bosque, cuyo día mundial debería haberse celebrado ayer.

Y  como ocurre en las bibliotecas, después, para no salir del espacio recreado, podéis sumergiros en las páginas de un libro.

Aquí os dejamos algunas recomendaciones. Y si alguien quiere aportar nuevos títulos, adelante.

 





Source link