El destino del pueblo saharaui como tal está ligado a su potencia cultural e identitaria. Si esta se diluyera o peor, se perdiera, su futuro sería oscuro.

Por eso es de celebrar la aparición de artistas, poetas y escritores que vengan a reforzar con herramientas nuevas y modernas esa presencia.

Artistas como Mohamed Sulaiman, escritoras como Badia Embarec Rahal o Benda Lehbib, cantantes como Aziza Brahim, diseñadores como Tateh Lehbib (“El loco de las botellas”), cineastas como Brahim Chagaf, poetas como todos los de la Generación de la Amistad, por no hablar de todas las bibliotecarias y monitores del Bubisher con una creciente presencia cultural en los campamentos, se suman a la larga tradición poética y musical del pueblo saharaui, y le dan un aire nuevo para este complicado siglo XXI.

Y ahí entra Wita Alien, una joven del campamento de Smara que está comenzando su carrera como fotógrafa a través de la plataforma del Bubisher.

Hablamos con ella, WhatsAp por medio, para celebrar su aparición, y para reflexionar sobre su trabajo.

-Wita, sabemos que has contado con la ayuda y la inspiración de una amiga asturiana (un fruto más de Vacacione en Paz), pero ¿cuándo te diste cuenta de que de verdad te interesaba la fotografía?

-Tenía una gran pasión por la fotografía ya cuando era pequeña, pero mi pasión era débil por la falta de capacidades lógicas, pero cuando crecí llegué a la conclusión de que la sociedad necesita comunicar su mensaje a través de la palabra o la fotografía. Elegí la fotografía porque me interesa mucho y porque creo que tiene una gran potencia, porque llega al otro de una manera muy rápida.

-¿Qué es lo que buscas cuando miras a tu alrededor? Las fotos ¿las piensas “a ojo desnudo” o ya desde detrás del objetivo?

-Ambas cosas. Pero cuando ya estoy tras el objetivo busco cosas simples, que sean distintivas, sutiles, pero llenas de contenido.

-Creo que los occidentales hemos hecho de los campamentos un tópico, a través de las fotografías típicas de “vacaciones solidarias”. ¿Qué puede aportar tu mirada que sea distinto?

-Mi mirada sobre la imagen del Sáhara ve a un pueblo luchador que tiene una gran paciencia, y que se enfrenta a todas las infracciones de los derechos humanos y a la necesidad, en circunstancias duras, pero también a un pueblo que afronta todo ello con la sonrisa pintada en sus caras.

-Pero, ¿qué diferencia ves entre las fotos hechas por extranjeros y las vuestras, las de los saharauis, cineastas o fotógrafos?

-Sin querer despreciar las fotos hechas por extranjeros, llenas de buena voluntad y amistad, se quedan sin embargo en lo superficial, mientras que las nuestras buscan una mayor profundidad, una visión más compleja de la realidad que vivimos cada día, para poder transmitir mejor nuestro mensaje, para mostrar nuestra lucha por la independencia.

-Por último, ¿hasta dónde quieres llegar como fotógrafa? ¿Va a ser solo una afición, o buscas algo más?

-Lo que me interesa sobre todo es que mis fotos contribuyan a dar visibilidad a mi pueblo y a su causa. Claro que me gustaría ser fotógrafa profesional, intento aprender más técnicamente y me esfuerzo por ver a través de la cámara eso que a veces queda oculto a simple vista

Y hoy Wuita seguirá mirando a través del objetivo, indagando en los resquicios de la vida en los campamentos, que tanto se parece al «día de la marmota», pero que encierra secretos vedados a un ojo occidental.





Source link