VALLADOLID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) –

La Delegación Saharaui para Castilla y León ha hecho hoy un llamamiento a las administraciones, partidos políticos, sindicatos y ONG de la Comunidad para que ayuden a aliviar la grave situación por la que atraviesan los refugiados en el campamento de Tinduf.

El plan integral llevado a cabo por las autoridades sanitarias saharauis para controlar la expansión de la pandemia ha resultado positivo que ya hasta el momento no se ha registrado ningún caso de contagio entre los 173.000 refugiados, si bien, como era de esperar, las consecuencias del cierre de las fronteras, la falta de llegada de ayuda humanitaria y la disminución de actividades comerciales y económicas se han puesto de manifiesto de manera considerable.

En este contexto, la Delegación Saharaui para Castilla y León, a través de Mohamed Labat Mustafa, Delegado del Frente Polisario para la Comunidad, ha hecho un llamamiento urgente a todas las instituciones castellanoleonesas para así evitar un mayor deterioro en la situación humanitaria.

Y es que, como así entiende, de continuar así la situación dará lugar al aumento del número de damnificados entre los niños y las mujeres que padecen desnutrición y anemia.

El número de los niños menores de 5 años afectados por la desnutrición crónica supera el 25 por ciento y el 50 por diento0 de las mujeres, especialmente las embarazadas y las lactantes, sufre anemia, a lo que se suma una tasa muy alta de personas que padecen de celiaca y el aumento, de forma llamativa, del número de afectados por enfermedades crónicas como la diabetes y problemas de presión arterial.



Source link