This post is also available in:
Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés)

PUSL.- Anoche se publicó un comunicado de la SPS (agencia oficial de noticias de la República Saharaui) en el que fuentes del Ministerio de Defensa Nacional saharaui confirmaron que las fuerzas del ELPS (Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui) llevaron a cabo un nuevo ataque con misiles contra la región de El Guerguerat, el extremo sur del Sahara Occidental, donde Marruecos ha abierto una brecha ilegal en la zona de amortiguamiento.

Los blancos impactados por los misiles fueron el puesto aduanero ilegal que el Reino de Marruecos colocó en la brecha donde pasan los camiones cargados con recursos naturales robados en los territorios ocupados, productos agrícolas y también estupefacientes y contrabando, con destino a los países africanos al sur del Sahara Occidental .

Estos últimos ataques, que siguen a los más de 600 bombardeos a lo largo del muro militar marroquí de 2720 km de largo, incluidos los bombardeos en el sur de Marruecos en la frontera con los territorios ocupados, muestran la intensificación, expansión y destrucción de los ataques contra las tropas marroquíes. Hay que tener en cuenta que esto también es una advertencia para los civiles y las empresas que utilizan el paso ilegal.

El Ministerio de Defensa de la República Saharaui había anunciado en rueda de prensa el 21 de enero que el Ejército saharaui ampliará el alcance de sus operaciones militares desde el sur de Marruecos hasta el sur del Sahara Occidental para cubrir todos los sectores y defensas donde las tropas marroquíes están ubicadas en los territorios saharauis.

El silencio de Marruecos y las Naciones Unidas

“Una de las principales tareas de la MINURSO es la vigilancia del alto el fuego en el Sáhara Occidental” se puede leer en la página oficial de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental, a pesar de que ninguno de los Cascos Azules está vigilando nada tampoco hay información sobre el fin del alto el fuego en la página.

Marruecos sigue negando insistentemente la existencia de la guerra a pesar de los constantes y diarios ataques del Polisario. La principal preocupación de Marruecos era continuar con la brecha ilegal de EL Guergarat transitable, ya que actualmente es la mejor y más eficaz ruta para todo su tráfico de bienes robados y narcotráfico. En una continua campaña de desinformación, Marruecos intenta engañar al pueblo marroquí y a la comunidad internacional. Una tarea que se vuelve cada vez más difícil en la era de las redes sociales. Un “ejército” marroquí de Internet con miles de personas se dedica a tiempo completo a destruir, boicotear, “piratear” y borrar cualquier noticia de los ciudadanos marroquíes que denuncian la guerra. Pero también atacan las páginas y cuentas de saharauis y personas vinculadas al movimiento solidario.

Varios audios circularon en las redes sociales de camioneros marroquíes que se encontraban en el lugar cuando se produjeron los atentados de anoche. En los audios que publicaron mientras huían del lugar hay exclamaciones de miedo y sonidos de misiles y explosiones. Los conductores enviaron advertencias a los que todavía estaban en camino a Guergarat para que se volvieran, que la guerra era real.

Como este ataque fue informado por varios medios internacionales, Marruecos no tuvo más remedio que romper el silencio.

Según un alto funcionario marroquí contactado por AFP en Rabat, esto es “un ciclo de acoso”. “Hubo tomas de hostigamiento cerca de la zona de Guerguerat, pero no afectó la carretera principal, no se interrumpió el tráfico”. “Ha sido parte de un ciclo de persecución durante más de tres meses” y “lleva ya algún tiempo, hay un deseo de crear una guerra de propaganda, una guerra mediática, por la existencia de una guerra en el Sahara”, pero “La situación es normal”, garantizó.

De ello se desprende que que el gobierno marroquí sea bombardeado con misiles “es absolutamente normal” y mientras el tráfico siga fluyendo no importa lo que suceda alrededor.

Hay que tener en cuenta que en la declaración no se mencionó a civiles ni a conductores, lo que haría mucho más creíble esta declaración y mostraría cierta preocupación por la vida humana.



Source link