PUSL.- Según una declaración de CODESA (Asociación Saharaui para los Derechos Humanos), hay informes creíbles de que el prisionero político y estudiante saharaui “Aziz Al-Wahidi” fue expuesto el 25 de junio de 2020 a un ataque que puso en peligro su vida por dos presos marroquíes dentro de su celda. Aziz fue estrangulado, golpeado y atacado con un objeto cortante en la cabeza y los hombros, lo que resultó en lesiones muy graves.

Según fuentes dentro de la prisión, estos dos prisioneros marroquíes se benefician de un trato privilegiado por parte de los guardias de la prisión y de una estrecha relación con ellos, y es muy probable que actuasen según sus órdenes al llevar a cabo este ataque.

Esta sospecha también se corrobora por el hecho de que los guardias no impidieron el ataque del que fueron testigos y solo intervinieron después de que un grupo de detenidos saharauis corrieran para ayudar a Aziz.

Aziz fue trasladado a otro lugar de la prisión por guardias encharcando el piso de sangre.

Aziz es uno de los miembros del grupo de estudiantes conocido como el grupo “El Uali” que fueron sentenciados injusta e ilegalmente a penas de hasta 10 años de prisión. No hay evidencia o pruebas que respalden los cargos, ya que estos jóvenes han sido condenados simplemente por sus opiniones políticas.



Source link