This post is also available in:
Português (Portugués, Portugal) English (Inglés) Français (Francés)

APS BRUSELAS – El embajador argelino en Bruselas, Amar Belani, denunció el sábado la “campaña de desinformación” llevada a cabo por los medios de comunicación marroquíes sobre un supuesto “secuestro de ayuda humanitaria europea otorgada a refugiados saharauis”, y señaló que estas acusaciones “fueron claramente negadas por altos funcionarios de la UE encargados del caso “.

“Los medios de comunicación marroquíes han estado llevando a cabo una campaña de desinformación en las últimas semanas, con el objetivo de hacer que la opinión pública crea que la ayuda humanitaria que la UE está proporcionando a los refugiados saharauis está siendo desviada por el Frente Polisario y para nuestro país “, lamentó el Sr. Belani en respuesta a una pregunta de APS sobre la campaña emprendida por los medios de comunicación marroquíes.

“A estas acusaciones infundadas, reiteradas repetidamente desde 2015 por diplomáticos de este país y sus aliados a nivel del Parlamento Europeo (eurodiputados de extrema derecha, en particular), y eso no puede dejarse sin respuesta, y los hechos deben recordarse, tal como aparecen en el publicación oficial de las declaraciones de altos funcionarios de la UE a cargo del proceso, en particular las respuestas oficiales hechas por los diversos comisionados cuestionados sobre este tema “, dijo Belani.

Esto incluye al comisario europeo para la gestión de crisis, Januz Lenarcic, quien respondió por escrito el 2 de julio de 2020 al eurodiputado Dominque Bilde (Reunión nacional “ex Front national”) que “en relación con el desvío de la ayuda humanitaria, quiero asegur que tennemos fuertes garantías para que esto no suceda “.

“Puedo garantizar que nuestras garantías son lo suficientemente sólidas como para evitar cualquier desviación de la ayuda de la UE”, agregó.

Por su parte, la ex comisionada europea responsable del presupuesto, Kristalina Georgieva, indicó, durante un debate ante la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo, celebrado el 24 de marzo de 2015, que “las acusaciones de apropiación indebida de ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf son injustas, en particular tras las estrictas medidas adoptadas por la Comisión Europea “.

Esa misma autoridad, recordó el Sr. Bellani, había distribuido, el 25 de enero de 2016, un documento a los miembros de la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo, en el que afirma que la Comisión Europea “llevó a cabo 24 monitoreos y controles durante el año de 2015 en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf y la presencia de sus representantes dos veces al mes, para garantizar un uso más eficiente de la financiación de la UE “.

Por su parte, el Comisario europeo responsable de la ayuda humanitaria y la gestión de crisis en ese momento, Christos Stylianides, respondió el 27 de abril de 2016, a una pregunta escrita que le envió el eurodiputado Hugues Bayet (ex-Frente Nacional de Rassemblement “Front nacional”), que “no corresponde a la UE realizar un censo de refugiados” y agregar que “este tema debe ser examinado en el contexto del proceso liderado por las Naciones Unidas”.

“La implementación de este componente en relación con el censo solo tiene sentido en el contexto de la convocatoria efectiva de un referéndum de opción múltiple sin restricciones administrativas y/o militares, a fin de permitir que la gente del Sahara Occidental ejerza su derecho a la autodeterminación de eligir libremente su destino de acuerdo con el derecho internacional “, dijo.

Refiriéndose a la gestión y entrega de ayuda humanitaria, el Comisionado Stylianides negó vehementemente estas acusaciones de malversación de fondos, enfatizando que “la ayuda humanitaria de la Comisión no es proporcionada ni controlada por ninguna autoridad política”.

Además, en su discurso ante la Comisión de Control Presupuestario en el Parlamento Europeo el 14 de julio de 2015, el ex director general de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (DG ECHO), Claus Sorensen, desmanteló los argumentos “especiales” del presidente. de la Comisión de Control Presupuestario, Ingebourg Grassle, que convocó la sesión en particular para volver a poner el informe de la OLAF sobre la mesa, debería a este respecto especificar que este informe fue clasificado, sin más acción por parte de las autoridades europeas, después de una “auditoría interna que demostró la “ligereza y desacuerdo con las historias y testimonios en el relacionados “.

La DG ECHO, en respuesta, presentó el sistema para controlar el flujo de ayuda europea, un sistema descrito como extremadamente “estricto” y “completo”. Sobre la base de argumentos “sólidos”, la DG ECHO dijo a la audiencia que “la operación ha estado en marcha desde 2003 con la preparación de 36 informes de auditoría, ocho de los cuales se llevaron a cabo en los campamentos saharauis”.

En esta ocasión, habló a favor de mantener la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis, enfatizando firmemente que “después de una investigación exhaustiva, los nombres sugeridos basados ​​en rumores en el informe de la OLAF (Polisario y Media Luna Roja Argelina) no están relacionados con la ayuda humanitaria. de la UE



Source link