País Vasco (Estado español), 3 de mayo de 2019

Las organizaciones vascas abajo firmantes expresamos nuestra SOLIDARIDAD con la activista Salka Leili y con el pueblo saharaui y su legítima lucha.

La noche del martes 30 de abril, doce efectivos de la policía marroquí agredieron a la activista saharaui por enarbolar la bandera de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), cuando esta se manifestaba en una calle de la ciudad ocupada de El Aaiún, con ocasión de la votación en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la extensión del mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Ante este acontecimiento, se produjo en la ciudad un aumento de la presencia de las fuerzas de ocupación marroquíes.

Durante la votación en el Consejo (alrededor de las 16:00h.), un grupo de saharauis salió a la avenida Smara, en el centro de la ciudad, donde un número indeterminado de manifestantes, entre los que se encontraba Leila Lili fueron violentamente atacados, detenidos y agredidos.

Salka Leili es una reconocida activista saharaui que formó parte del Programa Vasco de Protección para Defensoras y Defensores de Derechos Humanos durante el año 2017. El Programa, gestionado por CEAR-Euskadi, es liderado por la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco y cuenta con el apoyo de la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo, universidades y diversas organizaciones y movimientos sociales en el País Vasco.

Ante estos hechos:

  • DENUNCIAMOS la ocupación y las agresiones sufridas por la activista saharaui y el resto de manifestantes por parte de las Fuerzas Auxiliares marroquíes ante expresiones de manifestación pacíficas.
  • REAFIRMAMOS nuestro compromiso con el derecho inalienable, permanente e incondicional del Pueblo Saharaui a la libre determinación y a la soberanía permanente sobre sus riquezas y recursos naturales.

Y SOLICITAMOS:

  • El fin de toda agresión contra las personas saharauis, y plenas garantías para el ejercicio del derecho fundamental a la protesta pacífica.
  • El pronunciamiento expreso del Consejo de Seguridad de la ONU ante estas agresiones y el impulso del proceso de paz de la ONU.
  • La inclusión en el mandato de la MINURSO de un mandato explícito para la protección de los derechos humanos de la población saharaui.
  • El compromiso firme con la descolonización del Sáhara Occidental, proceso que solo puede culminar mediante la celebración de un referéndum de autodeterminación que asegure la expresión libre y auténtica de la voluntad del Pueblo Saharaui, en aplicación de las decisiones pertinentes de la Unión Africana (UA) y de las resoluciones de las Naciones Unidas.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.