Ha amanecido un día frío y luminoso. Los niños caminamos hacia la escuela en pequeños grupos. Reímos, nos empujamos, corremos, nos detenemos. Hay que entrar a clase. Silencio.

Sn embargo, hoy no es un día cualquiera, hoy ha venido el bibliobús del Bubisher. Sorpresa segura.

Los bibliotecarios del Bubisher siempre traen libros preciosos, historias especiales, actividades que nos hacen pensar.

Yo soy alumna en una escuela secundaria. No digo mi nombre, porque yo soy todos los niños y niñas de los campamentos. Tampoco pongo el nombre de mi escuela, porque esto ocurre alguna vez en todas las escuelas de los campamentos. Y lo que ocurre es que, hoy, por ejemplo, no solo hemos leído entre todos una historia muy próxima a nuestra realidad, es que, además, nos hemos hecho muchas preguntas, hemos hablado de nuestro País ocupado, de la vida en los campamentos, del futuro. Es decir que a partir de una historia, hemos asistido a una lección sobre la más reciente Historia del Sahara.

Y es que, cada libro que leemos, o nos leen, es una lección sobre la vida, sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Por eso nos gusta tanto.

 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.