No es nada nuevo decir que un entorno agradable favorece la convivencia, genera bienestar y potencia el deseo de mantenerlo limpio. Y para conseguirlo, nada mejor que hacer campañas de reciclaje, trabajar lecturas sobre la naturaleza, buscar en el arte un camino para utilizar con imaginación lo que, aparentemente, ya no sirve.

Un ejemplo fantástico es la obra de Mohamed Sulaiman “The Great Wave of Plastics”, basada en “The Great Wave off Kanagawa’ del artista japonés Katsushika Hokusai. Impactante la forma en la que Sulaiman ha recreado esta famosa estampa japonesa utilizando todo tipo de materiales de desecho.

Otro ejemplo son las clases que imparten en los colegios los y las bibliotecarias del Bubisher sobre naturaleza y medio ambiente. Lecciones que llegan para quedarse, que sirven para informar y formar al alumnado de los campamentos sobre la importancia y la necesidad de colaborar con el cuidado de nuestro planeta, que es de todos y, por lo tanto, responsabilidad de todos hacerlo más habitable aportando cada uno, en la medida de nuestras posibilidades, nuestro pequeño grano de arena.

Y no podemos olvidar que en esta campaña de cuidado del entorno, las bibliotecas Bubisher están contribuyendo a la creación de espacios verdes, pequeños jardines que transmiten a los usuarios una sensación de limpieza y de alegría.

 

 

 

 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.