PUSL.- De acuerdo con un comunicado de la familia, la administración local de la prisión de Tiflet 2 provocó y asedió a El Bachir Khadda, preso político saharauis del grupo Gdeim Izik.

Khadda no tiene consulta médica desde diciembre de 2017 y ha presentado varias quejas sobre su situación de detención. Él está en confinamiento solitario prolongado por más de 9 meses, no recibe atención médica y ha sido víctima de malos tratos e insultos.

Su familia denunció el más reciente incidente, el 27 de julio, cuando la administración penitenciaria quiso forzar a Khadda a usar un uniforme sucio de los prisioneros de delito común como condición para ser llevado al hospital y recibir tratamiento.

El preso político rechazó y defendió su derecho de tener ropas limpias y usar ropas propias, ya que no es un preso de delito común.

Khadda dijo a la familia que la administración de la prisión deliberadamente lo humilló y lo trató de forma indigda e inmoral y que él rechazó categóricamente usar un uniforme sucio para ir al hospital.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.