Este viernes, con muy buena asistencia de público, México pudo ver por fin el primer largometraje saharaui, Leyuad, dirigido por Inés G. Aparicio, Brahim Chagaf, y Gonzalo Moure. Una película que es fruto, también, de la actividad cultural del Bubisher.
Al acto asistió el intelectual y embajador saharaui, Ahmed Mulay, así como numerosos miembros de la Asociación de Amigo del Sáhara de México.
Presentaba la película  Nicolás Calvo, que invitó a los asistentes, tras la proyección, a un animado debate.
Impactó a los asistentes la visión de la película de un Sáhara Occidental tan influido por la poesía en su personalidad cultural, así como la belleza de las imágenes  captadas por la cámara de la fotógrafa y co-directora Inés G.Aparicio, la música, del también mexicano (y casi saharaui) Gabo Flores y la original forma de plantear y dirigir la película de Gonzalo Moure.
Se destacó la importancia de que Brahim Chagaf, actualmente dedicado a la enseñanza del cine en la Escuela de Cine de los campamentos, como co-director de la película, y hubo unanimidad a la hora de esperar que Leyuad sea el principio de un cinematografía saharaui propia, que dé a conocer tanto la cultura como la personalidad de su pueblo.
Despertó también mucha curiosidad la figura de Limam Boisha, co-guionista y protagonista de la película, como poeta saharaui en castellano, y se abrió así una puerta para que sus libros de poemas, Los versos de la madera y Ritos de jaima, sean conocidos, y ojalá que editados, en México.
Comienza así un relanzamiento de la película, que podrá ser vista en todo el mundo, y especialmente en España, en todos los puntos en los que las asociaciones de amistad con el Sáhara lo soliciten.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.