Publicado 04/03/2019 12:49:06CET

BRUSELAS/SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) –

Los gobiernos de la Unión Europea han dado este lunes el último paso para adoptar formalmente el acuerdo de Pesca con Marruecos, aunque la flota comunitaria debe esperar todavía a que Rabat termine el proceso de ratificación para poder faenar en aguas marroquíes y saharauis. Este acuerdo afecta a 92 barcos españoles –entre ellos más de 50 barcos del Golfo de Cádiz, de los que 20 licencias son de cerco y el resto de artes menores–.

Los Veintiocho han completado así el procedimiento europeo para renovar el acuerdo pesquero después de que el Parlamento Europeo también diese ‘luz verde’ al nuevo protocolo el pasado 12 de febrero. Los eurodiputados, además, rechazaron preguntar a la Justicia europea sobre su legalidad por incluir aguas adyacentes al Sáhara Occidental, en las que se realizan el 90% de las capturas.

El Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que los acuerdos con Marruecos no pueden aplicarse en el Sáhara Occidental por ser un territorio pendiente de descolonización. La Comisión Europea, sin embargo, interpreta que su aplicación puede extenderse al Sáhara si así lo recoge el texto del acuerdo, si se obtiene el consentimiento de las poblaciones afectadas y si beneficia a la población local.

El Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y el Ejecutivo comunitario llevaron a cabo un proceso de consulta con las poblaciones locales del Sáhara Occidental. Según recoge la resolución de la Eurocámara, la mayoría de los interlocutores se pronunciaron a favor de un nuevo acuerdo. Sin embargo, el Frente Polisario, considerado «representante del pueblo del Sáhara Occidental por Naciones Unidas» se negó a participar en la consulta.

La flota europea se vio obligada a abandonar las aguas marroquíes y saharauis el pasado 14 de julio, fecha en la que se extinguió el anterior acuerdo. Bruselas y Rabat acordaron casi una semana después un nuevo tratado, en virtud del cual la UE pagará a Marruecos una media anual de 52 millones de euros durante cuatro años, de los que unos 12 millones deberán ser abonados por los armadores europeos.

A cambio, el país africano permitirá faenar en sus aguas a 128 barcos europeos, entre ellos 92 españoles. En concreto, podrán pescar en aguas marroquíes 22 cerqueros españoles de pesca artesanal pelágica en el norte, 25 palangreros de fondo de pesca artesanal en el norte, 10 embarcaciones de pesca artesanal en el sur, 12 buques de pesca demersal y 23 cañeros para las capturas de atún.

Además, la flota pelágica industrial europea aumentará sus posibilidades de pesca desde las 85.000 toneladas del primer año de aplicación del acuerdo hasta las 90.000 del segundo año y las 100.000 del tercero y del cuarto.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.