PUSL .- Lahoucine Amaadour (nombre saharaui Husein Bachir Brahim) será presentado ante el juez de instrucción en Marrakech el próximo 29 de enero.

El Joven fue deportado el pasado 17 de enero de las Islas Canarias tras ser rechazada su solicitud de asilo en circunstancias que hasta el momento no fueron aclaradas por las autoridades españolas y detenido por las autoridades marroquíes al regresar, siendo ingresaso en la prisión de Oudaya en Marrakesh.

Quién es Lahoucine Amaadour / Husein Bachir Brahim

Husein Bachir Brahim Saharaui nacido el 3 de enero de 1991 en Guelmin, creció en la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún, donde pasó su infancia hasta que su familia se traslado a vivir a Tan Tan. Como todos los Saharauis tienen un nombre “marroquí” Lahoucine Amaadour, impuesto por las autoridades de ocupación y que es el nombre oficial en toda la documentación.

En 2011/2012 inició sus estudios de derecho público en la Universidad Ibn Zohr, en Agadir, encontrándose en el tercer año de derecho cuando tuvo que interrumpir los estudios debido a la persecución de las autoridades marroquíes. Amaadour era conocido por su actividad política y uno de los líderes de la Asociación de Estudiantes Saharauis que defiende los derechos de los estudiantes, además de abogar por la independencia del Sáhara Occidental.

Como todos los activistas saharauis también este joven estudiante fue víctima de persecución política e intimidación por parte de la policía marroquí.

Desde el año 2016 Amaadour se vió obligado a evitar todas las apariciones públicas, año en que fueron detenidos los estudiantes conocidos por grupo El Uali y que fueron condenados a 3 y 10 años de prisión. Diez de estos estudiantes fueron liberados con pena cumplida el 25 de enero de 2019. Las autoridades marroquíes emitieron un mandato de búsqueda y captura a nivel nacional para Amaadour que según las autoridades marroquíes es el cabecilla de las organizaciones estudiantiles saharauis y de todas las protestas en la universidad de Agadir.

La llegada a España

En situación de desesperación debido a la búsqueda intensiva de las autoridades marroquíes Amaadour decidió cruzar el Atlántico en un barco de emigrantes y el 11 de enero llegó a la Isla de Lanzarote. A la llegada fue detenido por la policía española a quien pidió de inmediato Asilo político.

Lo que pasó después no está muy claro, debido al impedimento por parte de las autoridades españolas de dejar Amaadour hablar con su familia. Después de una llamada en la que Amaadour dijo que había estado con un abogado y que iba a la Corte el día 14, no hubo más información hasta que se enteró de su expulsión. Queda por determinar si de verdad ha sido presente ante el Tribunal o no, pero todo indica que no fue a la corte ni tuvo tiempo de iniciar cualquier tipo de acción jurídica.

Los motivos de esta expulsión están por aclarar, el rechazo de la solicitud de asilo plantea serias cuestiones, ya que Amaadour se encuadra y tiene todos los requisitos necesarios para ser aceptada esta solicitud de conformidad con la ley española y europea.

El joven entró en huelga de hambre seca (sin ingestión de comida o líquidos) hasta el momento de su deportación a Nadour el 17 de enero. No se sabe si tuvo la debida asistencia médica durante ese período.

La Fundación Sáhara Occidental fue contactada para localizar al joven una vez que éste no entró en contacto con la familia durante varios días. Un día después de ser localizado y la Fundación estar en el proceso de contratar a un abogado para representar a Amaadour este fue deportado.

De regreso a Marruecos

A la llegada a Nadour, el joven fue sometido a un primer interrogatorio por las autoridades marroquíes, sobre la base del mandato de búsqueda y captura, según informaciones de la familia Amaadour se negó a firmar los documentos que le fueron presentados, ya que el contenido no corresponde a las sus declaraciones.

Las preguntas se centraron en su actividad política, estudiantil y sobre su opinión sobre el conflicto del Sáhara Occidental y los activistas saharauis que conoce.

El mismo tipo de interrogatorio fue repetido en Casablanca, donde según la familia, Amaadour denunció haber sido golpeado. Una vez más se negó a firmar cualquier documento.

El 21 de enero Amaadour fue presentado ante el Procurador del Rey en Marrakech y enviado a la prisión de Oudaya, Marrakesh.

El próximo 29 de enero será presentado ante el Juez de instrucción para un interrogatorio detallado.

Esta detención se produjo escasos días antes de la liberación, el pasado 25 de enero, con pena cumplida de 10 de los Estudiantes del grupo El Uali detenidos en 2016 (Nasser Amenkoura, Mustafa Burkah, Omar Laajna, Mohammed Rgueibi, Ali Shargui, Hamza Ramí, El Wafi Wakari, Ahmed Abba Ali, Ibrahim Almasih, Salek Baber,). Omar Beijni será liberado en marzo de este año y El Kantaoui Albar, Abedmoula Elhafidi, Aziz Aluahidi y Mohamed Dada siguen detenidos cumpliendo una pena de 10 años de los que les faltan 7.

La situación de los Estudiantes Saharauis ha sido acompañada de cerca por el PUSL (informe  y artículos) y la Fundación Sahara Occidental, que ha enviado varios observadores a los juicios.

Una colaboradora de PUSL y miembro de la Fundación Sáhara Occidental se reunió con Amaadour en 2015 en Agadir, momento en el que el joven estudiante denunció la situación de los estudiantes saharauis en las universidades Marroquíes, las dificultades económicas, la persecución política y los condicionamientos impuestos a los saharauis, así como la firme creencia en un Sáhara Occidental libre y soberano. Amaadour enfatizó el cariz no violento de la resistencia saharaui que, sin embargo, no significa que abdiquen de la única solución aceptable, o sea la autodeterminación. El joven demostró una gran decepción con la Comunidad Internacional y el statu quo del conflicto debido al incumplimiento de la base del acuerdo de paz de 1991, el referéndum de autodeterminación.

Desgraciadamente vemos ahora que Amaadour sigue teniendo todas las razones para su incredulidad en la comunidad internacional, esta vez fue España quien le dio la espalda a este joven y lo deportó para ser arrestado y muy probablemente torturado.

En el Parlamento Europeo los diputados del partido español Podemos y la diputada Marina Albiol Gúzman de Izquierda Unida enviaron preguntas escritas exigiendo aclaraciones sobre la expulsión de Amaadour.

La comunidad saharaui en Canarias, la Asociación de Solidaridad y la delegación del Frente Polisario realizó una protesta el 25 de enero condenado a expulsión y acusando a España de entregar a Marruecos a un activista cuando se sabe que los activistas son duramente perseguidos, torturados y encarcelados sin tener que juicios que cumplan los mínimos requisitos de justicia.

Se espera aclaraciones por parte del Gobierno de España sobre las circunstancias de esta expulsión que pone en riesgo la vida de este joven estudiante.

 

PREGUNTAS ESCRITAS PODEMOS E IZQUIERDA UNIDA:



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.